INICIO

INTRODUCCIÓN

El propósito de estas breves líneas, de este prólogo imposible, no es otro que el de situar e introducir al lector en la narración de unos acontecimientos que, por su magnitud, rebasan los límites de lo que llamamos “razón”.

Los hechos
A finales del 1974, un joven de 14 años, Miguel Ángel L. Melgarejo, es impulsado por unas voces internas a acudir a cierto olivo situado en el Cerro de la Atalaya de su ciudad natal de Úbeda. Ya en el Cerro, las voces no sólo se incrementan sino que le animan a reiterar estas citas recogiendo así una serie de mensajes que escucha provenientes de este lugar.
Por espacio de seis años acude puntualmente a su encuentro con el olivo, y a partir del año 1979, estas citas y experiencias son compartidas con un grupo de amigos, quienes, y pese a no escuchar dichas voces, sí son testigos de los hechos y dan fe de las manifestaciones e información recibida por parte de Miguel Ángel.
En el año 1983 aquellas mismas voces y señales le impulsan a iniciar un camino e ir hacia otra montaña cercana a Benidorm; era el “Puig Campana”.
Ya en lo alto del “Puig Campana”, Miguel Ángel recibe una serie de dictados y enseñanzas iniciáticas por parte de unos seres que se denominaron a sí mismos “Virtudes del Señor” o “Ángeles”.

A.D.A.M.A.
Este libro narra los diálogos acontecidos en el Puig Campana y describe los mensajes recibidos no sólo en dicha cima sino que también se incluyen otros entregados años atrás en el “Cerro de la Atalaya”. EL LIBRO DE SAMAHEL A finales de 1987, varios años después de la experiencia que se narra en A.D.A.M.A., y ya viviendo en Paiporta, una población cercana a Valencia, Miguel Ángel fue testigo de cómo una serie de “Virtudes” o “Ángeles”, algunos de los cuales ya manifestados en el Puig Campana, se presentaron con apariencia física humana a su esposa; Francisca Méndez Sánchez (Paqui) y a tres amigos suyos; (Luis Miguel Vilella Romeo, José Antonio Gracia Venancio, y José Nieto Soler), y señalándolos como “las cuatro ramas” les emplazaron, por un período de más de dos años, para dictarles lo que ahora conocemos como el LIBRO DE SAMAHEL y que en la prensa del momento apareció bajo el título de El Libro de las 2000 Páginas. Es sumamente importante resaltar la prolongada presencia angélica en Paiporta y la consecuente duración de estos dictados diarios pues es un hecho jamás acontecido anteriormente en la historia de la Humanidad.
De la presencia de 72 Virtudes pueden dar fe no sólo los cuatro jóvenes y M. Ángel sino decenas y decenas de ciudadanos de dicha población.
La parte del Libro de Samahel que está incluida en esta Web corresponde a 3 capítulos que los ángeles autorizaron a publicar de los 19 dictados.

GLOSARIO
Son términos extraídos del los libros mencionados, y que por su incalculable valor iniciático para todo buscador, se exponen con la única intención de que sea un remanso de luz entre tanta confusión de conceptos y términos que existe en la actualidad.

Los Humanos Inteligentes
Para los humanos, para los inteligentes, (así nos describen los ángeles) todo lo que no pueda ser pesado, medido y tasado carece de valor estimatorio y de lógica. Es así.
En cambio, ahora mismo están cruzando nuestros espacios y habitaciones cientos de miles de vibraciones magnéticas y físicas amén de recuerdos, pensamientos, sentimientos y emociones que son tan insondables como poco mensurables.

En definitiva; estamos rodeados y repletos de puras energías y de energías absolutamente puras que deambulan y atraviesan nuestras fibras sin que apenas seamos conscientes de ello.

Principio que no final
Adama y el Libro de Samahel son dos joyas que contienen muchas otras más, pero antes de adentrarte en su lectura te ruego atiendas a estas palabras:

• Si te mueve la simple curiosidad; déjalo estar… es perder el tiempo.

• Si te mueve el sólo afán intelectual; déjalo estar… esto va mucho más allá.

• Si te mueve un interés material; déjalo estar… puede dañarte.

• Si lo quieres “comprender”… tómalo y léelo desde el corazón.

• Si quieres difundirlo, …primero hazlo luminoso en ti desde el ejemplo.

• Si no quieres prostituirlo… no quites ni añadas una sola coma.

• Si en verdad crees estas palabras… Ama y respeta la Libertad de todos.

Esta página sólo pretende difundir la LUZ que un día bajó del cielo.
Sé consecuente con ella.